APRENDER CON VIDEOJUEGOS

Minecraft

20 May · angela · One Comment

Aprender con videojuegos: Minecraft

En ocasiones, de forma más o menos cíclica, surgen ciertos juegos o juguetes que de forma casi mágica pasan a formar parte de nuestras vidas. Algunos son sólo modas o no aportan gran cosa, simplemente llegan y se van, pero existen otros que se introducen en nuestra sociedad y aportan una mirada nueva.

Uno de estos juegos que parece haber impregnado nuestra sociedad es “Minecraft”, juego que sorprende por su sencillez y por la cantidad de conceptos que se pueden adquirir a través de él, de una forma amena y distendida.

¿Qué es minecraft?

Todos conocemos los juegos de construcción, como por ejemplo los Lego, que nos permiten divertirnos e incentiva nuestra creatividad. Minecraft es todo eso y mucho más.

Minecaft es un videojuego de ordenador y consolas, donde todo está hecho a base de bloques. Además es de “tipo abierto”, es decir, no existe un camino marcado, cada persona puede hacer en él lo que más le apetezca sin tener que llegar obligatoriamente a un fin concreto.

Es uno de los videojuegos más vendidos de la historia, creado en 2009 por un reducido equipo de personas, en una empresa desconocida hasta el momento, y que aun así, cuenta hoy en día con más de 55 millones de copias vendidas en diferentes plataformas.

Con estos números no debemos caer en el error de considerar a Minecraft como una moda pasejera como otras que gustan a los niños, nada más lejos de la realidad, hoy ya se le considera un clásico revolucionario y uno de los videojuegos más originales y con más seguidores de la historia.

Tiene dos formas o modos de juego:

  • En el “creative” o modo creativo, el objetivo, a priori, puede parecer fácil, construir prácticamente todo lo que se te pase por la cabeza. Para ello tenemos a nuestra disposición muchísimos materiales diferentes, como madera, diferentes tipos de roca y minerales, cristal, plantas etc. El único límite es tu imaginación.
  • En el “survival” o modo de supervivencia, sería la parte más “videojuego”. Se empieza en un mundo aleatorio y único, donde con la ayuda de los diferentes materiales que podemos ir recolectando, deberemos sobrevivir al mundo y sus criaturas. Para ello deberemos crear, o “craftear”, nuestras propias herramientas, construir casas y refugios, y todo lo que se nos ocurra.

Está recomendado a partir de 7 años, pero tambien puede jugarse en edades más tempranas, ya que no es un videojuego violento, a pesar de que hay diferentes monstruos, no muestra sangre ni nada desagradable. Todo tiene una estética retro e infantil.

Además hay diferentes niveles de dificultad, donde incluso podemos desactivar a los enemigos completamente.

¿Cómo llegó Minecraft a casa?

Minecraft llegó de casualidad, como pasan estas cosas. Cierto día papá comentó que había un juego que estaba teniendo mucha aceptación y decidimos comprarlo para el i-pad en su versión móvil, en principio para probarlo nosotros. Pero al utilizarlo nos dimos cuenta de que atraía mucho a los niños, y de que en poco tiempo eran capaces de realizar cosas que nadie les había explicado. Estaban aprendiendo ellos solos y luego nos mostraban lo que aprendían.

Desde ese momento empecé a analizar cuales eran los conocimientos que mis hijos estaban adquiriendo, y me sorprendió la diversidad de conceptos y habilidades que estaban trabajando a través del juego. Pero sobre todo me gustó ver que estos aprendizajes no eran rechazados por los niños como suele suceder cuando se plantea una explicación magistral de los mismos, sino que eran comprobados, manipulados y aceptados.

¿Por qué gusta tanto a niños y adultos?

Hoy en día los videojuegos gustan a la mayoría de niños, pero si nos fijamos bien en Minecraft, podremos ver que tiene muchas y muy buenas razones para agradar a un público muy amplio, y ademas ayudar en el desarrollo de los niños:

  • Es divertido, ya que permite crear lo que queramos y dejar volar nuestra imaginación.
  • Su sencillez, es uno de sus puntos fuertes. No hay grandes historias, ni textos que leer, simplemente crear y explorar. Los niños pueden usarlo desde los 3 años, incluso menos, sobretodo en la versión “táctil” de tablets.
  • La libertad que ofrece resulta especialmente atractiva, al igual que con los juegos de construcción tradicionales, siempre puedes volver y empezar de nuevo, pensando y creando nuevas construcciones.
  • Fomenta la curiosidad, ya que gran parte del juego consiste en explorar todo un mundo, y ver como funciona.
  • Ayuda a desarrollar la creatividad a través de la exploración y la creación de nuevas estructuras.
  • Desarrolla la capacidad de programar ciertas acciones correlativas y de administración de recursos.
  • Aumentan la capacidad lógica.
  • Nos obliga a plantear y resolver problemas o superar obstáculos.
  • Desarrolla habilidades sociales. Jugar junto con otros niños y buscar colaboraciones a la hora de construir puede ser muy positivo.

Por todas estas razones, Minecraft puede ser una gran herramienta en la educación, ya que se apoya en las nuevas tecnologías para aprender ciertas habilidades del día a día. Seguro que me he dejado muchas otras cosas que podemos aprender y desarrollar a través de este videojuego, ¿me ayudas a encontrarlas?

Category: EducaDiver, Juegos

ONE COMMENT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Educa Diver

Educa Diver pretende mostrar diferentes actividades, juegos y juguetes pero de una forma totalmente innovadora.

              

Suscríbete a nuestro Boletín

Close

Bienvenido