INTOXICACIÓN EN EL HOGAR

Indicios y pautas a seguir.

5 Mar · angela · No Comments

Qué hacer en caso de intoxicación en el hogar.

La mayor parte de las intoxicaciones infantiles tienen lugar en el hogar y, casi la totalidad de las mismas, son causadas por productos de uso diario que, tal vez por descuido, han quedado al alcance de los niños.

Algunas veces los niños ingieren productos tóxicos fuera de la vista de los padres por lo que desconocen la razón por la que su hijo presenta ciertos síntomas. Es por esta razón por la que debemos tener presente que, si el niño presenta dolor de estómago y somnolencia desmesurada, tal vez pueda tratarse de una intoxicación.

Otros posibles síntomas de una intoxicación pueden ser:

  • Síntomas neurológicos, como dolor de cabeza, pérdida de conciencia, estupor, somnolencia, confusión, convulsiones, mareos.
  • Síntomas respiratorios como falta de aliento, tos, sensación de ahogo, dolor al inhalar.
  • Síntomas digestivos, vómitos, diarrea, falta de apetito, náuseas, mal aliento (olor extraño o inusual, quemaduras en labios y boca.
  • Síntomas cutáneos, como erupciones en la piel, quemaduras, sensación de hormigueo en manos.
  • Síntomas generales: visión doble, fiebre, palpitaciones, labios azulados, irritabilidad, descontrol de los esfínteres, dolores generalizados.

Las intoxicaciones más comunes son por medicamentos, productos de limpieza del hogar o venenos – sobre todo aquellos relacionados en control de plagas del hogar como matarratas o cebos para cucarachas-. En cualquier caso debemos intentar averiguar tres datos fundamentales:

  1. Nombre exacto del producto. No está de más tener la etiqueta a mano.
  2. Cantidad de producto ingerida por el niño.
  3. Última comida que ha realizado el niño (qué ha comido, qué cantidad y hace cuanto tiempo).

Algo primordial a tener en cuenta es que si se trata de productos corrosivos -como la lejía o el aguarrás- debemos evitar que el niño llegue a vomitar por encima de todo, para evitar que el producto pase otra vez por el esófago y la laringe, causando así nuevas quemaduras. En este caso debemos neutralizar el ácido con aceite vegetal o clara de huevo, pero no debemos obligar al niño a tomarlo si esto le da ganas de vomitar.

Debemos telefonear al servicio de atención toxicológica a la mayor brevedad, que en España atiende las 24h. en el número 91.562.04.20.

Category: salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Educa Diver

Educa Diver pretende mostrar diferentes actividades, juegos y juguetes pero de una forma totalmente innovadora.

              

Suscríbete a nuestro Boletín

Close

Bienvenido